29 ene. 2011

Un pozo sin fondo

Maldita sea la rabia.

Maldito el cabreo.

Rompería todas las paredes.

Tiraría todos los espejos.

Querría tener una gran voz

y gritar un trueno perpetuo.

Aniquilar el mundo entero,

que cesara mi dolor,

un pozo sin fondo, eterno.

No hay comentarios: