10 oct. 2010

Solidaridad y amor animal



Por una pared, a un metro y medio del suelo, la hormiga de abajo ayuda a la de arriba, con un pata rota, a subir... no sé a donde irían.

2 comentarios:

El patio dijo...

Qué sorpresa, Ela!!! Esto se avisa. Te felicito por las fotos, me gustan. No soy ninguna amante de la fotografía como técnica, porque no tengo ni pajolera idea. Como en casi todo lo que hago, salvo en mi trabajo, actuo por instinto, de oído, mejor dicho, en este caso, de ojo. Es un placer intentar recoger con una cámara esa imagen que te asombra y darle significado. Me gustan los paisajes que has colgado.
Aunque me temo, Ela, que en ésta no hay acto de amor. Las hormigas conducen a sus hormigueros a aquellas congéneres que han quedado inutilizadas, en este caso coja, para ya sabes qué.
Un saludo y te visitaré de vez en cuando.

Ela dijo...

¡Hola, doña Patio! Gracias por tu comentario. No tenía ni idea de eso de las hormigas... lo que no entiendo es qué hacían éstas subiendo hacia arriba... ¿sería que había un hormiguero en algún lugar del edificio...? uf, que asco!

Encantada de tenerle por aquí cuando desee.

Por cierto, que su instinto es muy inteligente (no lo digo por los comentarios sobre mis fotos, sino por sus comentarios en general, je). :-)